Fondos Compesatorios 

Un fondo compensatorio es un fondo de inversión moderadamente regulado que está abierto típicamente a un rango limitado de inversionistas que pagan un honorario de desempeño al gerente del fondo de inversión.

Cada uno de estos fondos compensatorios posee su propia estrategia de  inversión que determina el tipo de inversiones que lleva a cabo, y estas estrategias son altamente individuales.  Como una clase, estos fondos abarcan una inversión y actividades comerciales de una gama más amplia que las de los fondos de inversión tradicionales, e invierten en un rango más amplio de activos incluyendo colocaciones a largo y a corto plazo en acciones, bonos y productos.  Como su nombre implica, estos fondos con frecuencia buscan compensar los riesgos inherentes en sus inversiones utilizando una gran variedad de métodos, especialmente las ventas a corto plazo y derivativos.

En la mayoría de las jurisdicciones, los fondos compensatorios están abiertos solamente a un grupo limitado de profesionales o inversionistas acaudalados que cumplen con los criterios establecidos por los reguladores, y están a su vez exentos de muchas de las regulaciones que rigen los fondos de inversión ordinarios.  El valor activo neto de un fondo de compensaciones puede estar entre muchos miles de millones de dólares, y los activos brutos del fondo serán usualmente superiores debido a la solvencia-endeudamiento.  Los fondos de compensación dominan ciertos mercados de especialidades, tales como las transacciones dentro de los derivativos con clasificaciones de altos rendimientos y deudas embargadas.